akurion4

abril 19, 2009 at 2:38 am (akurion, akurion3, Blogroll, catálogo de olores, consultas, ensenada, ensenada civil, glob, jaulas sin rejas, La busqueda de la fe, la nave de los locos, la nave de los locos 2, La pipa, la representacion, Ley del ISSSTE, medios, mis conversaciones, representa, til icbc)

Aqui termina akurion3 y la serie reinicia con akurion 4 en http://akurioncuatro.wordpress.com

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

akurion4

enero 3, 2008 at 6:33 am (akurion, akurion3, Blogroll, catálogo de olores, consultas, ensenada, ensenada civil, glob, La busqueda de la fe, la nave de los locos, la nave de los locos 2, la representacion, medios, mis conversaciones, representa, til icbc, Uncategorized)

Aqui termina akurion3 y la serie reinicia con akurion 4 en http://akurioncuatro.wordpress.com

Permalink Dejar un comentario

La Madre Teresa dudó…

agosto 26, 2007 at 7:39 pm (akurion3, glob, La busqueda de la fe, la nave de los locos 2, representa)

Revelan cartas de la Madre Teresa su crisis de fe

By edahena on Madre Teresa

La mitad de su vida, la misionera no sintió la presencia de Dios, “ni en su corazón ni en la eucaristía”, señala el editor del epistolario de la premio Nobel de la Paz 1979.

Permalink Dejar un comentario

No recuerdo exactamente…

julio 30, 2007 at 1:15 am (akurion3, La busqueda de la fe, la nave de los locos 2, mis conversaciones, representa)

No recuerdo exactamente cuando me acosté con otras mujeres durante ese periodo, la primera vez fue con B., a quien no volvi a frecuentar; luego fui de vacaciones a Guadalajara en Semana Santa y le propuse matrimonio a V.. Estábamos en un café con nuestra amiga F. y yo escuché una voz que me decía: “Pídele (a V.) que se case contigo”. Sorprendido por esta alucinación auditiva, pensé que era un reflejo de mi miedo a perder a V., un deseo de asegurarme su fidelidad y compromiso, mientras me esperaba en Guadalajara; las ganas auténticas de casarme con ella o una señal del cielo. De cualquier manera, yo había escuchado esa voz (no V., ni F.) así que se lo propuse y ella aceptó. Actualmente seguimos sin casarnos.

     Cuando regresé a Ensenada, después de Semana Santa, me volví a acostar con otra persona, C., en un par de ocasiones. Me di cuenta de que era algo equivocado y tampoco volví a frecuentar a esa persona; pero me sentía solo, con ganas de sexo y compañía, además de que extrañaba a V., así que después entablé una relación con una amiga, D. Me doy cuenta de que no puedo o no quiero recordar fechas exactas.

     A diferencias de las otras, con D. sí entablé una relación. Nos conocíamos de varios años, y me cuesta trabajo aceptar que me gustaba desde que la conocí. Y en mi relación con ella, descubrí que afectivamente sólo seguíamos siendo amigos, esto es, yo seguía enamorado de V.. Escogí a D. y decidí acostarme con ella, porque pensé que por pura desesperación estaba escogiendo cualquier acostón, tenía miedo de las enfermedades venéreas y los líos con casadas, así que escogí a D. por la confianza que le tenía. En un primer momento, ella se rehusó, pero seguí insistiendo y accedió. Nos contábamos penas de amores y nos hacíamos compañía. Ahora la he perdido como amiga y me siento triste, porque sé que eso era lo único que me interesaba de ella, compañía de amiga.

     Así pasé la primavera y el verano de 1999, bebiendo alcohol continuamente, desorientado, confuso e inseguro; me distraía con facilidad y empezaba a divagar mentalmente acerca de las posibilidades en mi relación con V.: si la iba a poder ver o no, si me aceptaría, cómo le haría yo para que ella no se enterara de mis relaciones extra pareja, en fin, me había complicado la vida.2

Anterior    Siguiente

Permalink 1 comentario

Segunda carta

julio 10, 2007 at 11:41 pm (akurion3, La busqueda de la fe, la nave de los locos 2, mis conversaciones, representa)

V. (domingo 7 de febrero de 1999):

Si necesitas dinero de emergencia, tómalo de la cuenta, sólo avísame. Tú y F. consíganse un departamento céntrico, seguro y con todos los servicios. Recuerda que todos los problemas son espirituales, aunque te suene a consejo de Rockefeller Onassis.

Me haces falta, aquí nadie me comprende pero los traigo cocidos con tu ausencia; los saludo y les digo:

_ Hoy ví a V..

_ ¡¿Sí, dónde?! – Me preguntan de inmediato.

_ La ví cuando iba en el camión, iba lejos y ya no pude alcanzarla, era ella, neta – Entonces me miran como al niño leucémico que quiere ser astronauta. Yo me río por dentro, me carcajeo; pero por fuera nomás pongo sonrisita boba de ilusión ¡Juar, juar! Los traigo cocidos.

Le digo a la gente lo que pienso.Z. conoce gente en Guadalajara, le voy a escribir un email para que me pase algunos contactos que te puedan ayudar a conseguir trabajo.

Es domingo de carnaval. Hace un rato la policía quiso llevarse a un muchacho porque estaba barriendo la calle, el muchacho portaba un recogedor y los chotas tuvieron que pedir refuerzos; llegó el escuadrón de SWAT y un helicóptero pero el barrenderito se lanzó al agua desde el muelle, logró llegar a la Isla Todos Santos, mas ya lo esperaba la Marina, asesorada por la CIA: le lanzaron una bomba atómica y volaron la isla, el mar quedó hecho un cochinero. Se lo merecía.

Te mando varias cosas que he escrito.

Estoy en el Café de la peloncita, en plaza Hussong’s. La peloncita me dice que me ha visto en el Café Café. Ella siempre me ha visto en el Café Café. Le digo que hace un año que ya no voy (¿Te acuerdas?) porque allí soy persona non grata.

_ ¿Verdad que están muy piratas en el Café Café? – Se entusiasma en decirme. Recuerdo el dicho que reza: “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

_ Creen que están piratas pero no están piratas, sólo lo creen – Respondo y sonrío tranquilo mientras saco mi libro, luego sigue un silencio y la peloncita ya no pregunta más. La demostración de este teorema se deja como ejercicio para el estudiante.

Uso una iguana como tarjeta de presentación: me presentan a alguien y yo pongo la iguana sobre la mesa, si se quedan saco el alebrije vivo, si aún permanecen saco el espejo. Nadie pasa del alebrije, así que ni siquiera cargo la salamandra conmigo, la dejo en casa.1 

Anterior      Siguiente

Permalink 1 comentario

Primera carta

julio 7, 2007 at 9:23 pm (akurion3, La busqueda de la fe, la nave de los locos 2, mis conversaciones, representa)

      V. (sábado 6 de febrero de 1999):

      Crepúsculo.

      Me está pegando muy duro tu ausencia, reboto entre las banquetas y no entiendo nada de lo que sucede a mi alrededor, navego en el caos de los afectos extraviados. Siento estos seis meses como tener que atravesar un desierto donde me encuentro con restos de civilizaciones extintas. Un cuervo grazna delante mío y lo sigo: es mi brújula. Las únicas flores que veo son venenosas y copulan con reptiles.

      Dos lunas me tachan de cobarde.

      Mi tribu hace señales de humo preguntando por mí, necesitan guía, están perdidos, yo también.

      Rehúyo el contacto, no quiero hacerle daño a nadie.

      Los niños aburridos se dedican a torturar animales indefensos.

      Mi apetito de sangre me juega malas pasadas.

      Necesito algo más que el recuerdo de una esperanza.

      Los ancianos me observan y esperan que caiga, seguramente han puesto trampas.

      1.- Invocaré aliados:

      La Mujer de Fuego Congelado. Carece de fuerza pero empieza a escuchar, espero que esté en condiciones.

      El Quetzal. Está a punto de echarse a andar pero de todos modos le haré señales de humo.

      El Escorpión Negro: aunque ya no destila veneno sino miel empalagosa. Lo provocaré.

      El Murciélago… lo pensaré.

      El Azar. Parece ser mi opción más fuerte en este momento.

      No dejes de hacerme señales.

      Textófaga: Maldita puta desgraciada, bendita sensatez. Luchar con ella me entretendrá. Le voy a sacar las tripas, le voy a sacar los sesos. No me importan sus garras ni sus colmillos, ni su veneno, ni su capacidad de crecer con cada golpe que recibe ¡Banzai! Ando de kamikaze.

      El Camaleón adoptará sus formas más tenebrosas e insolentes.

      Saltarán chispas y los cuartos pagarán tu ausencia.

      Me haré insoportable para que se deshagan de mí enviándome a Guadalajara, allá nos vemos.

      No more Mr. Nice Guy.

      Saludos a F.

Anterior    Siguiente

Permalink 2 comentarios

En febrero de 1999

julio 6, 2007 at 7:33 pm (akurion3, La busqueda de la fe, la nave de los locos 2, mis conversaciones, representa)

Capítulo III

Historia de vida

     En febrero de 1999, mi pareja, V., se fue a Guadalajara para estudiar la Maestría en Terapia Guestalt en el Instituto de Terapia Guestalt Región Occidente (INTEGRO). Yo me quedé en Ensenada, viviendo solo en mi departamento. Teníamos un año viviendo juntos, un año maravilloso que aún recuerdo como el más feliz de mi vida.

     Poco antes de que ella se fuera, hablamos y le dije que yo creía que “amor de lejos, es de pendejos”. Y que yo pensaba ir a Guadalajara en Julio, y si para entonces, nos encontrábamos y queríamos relacionarnos amorosamente, “andar juntos”, pues órale. Ahora que recuerdo eso, pienso que yo tenía mucho miedo de que ella se encontrara una pareja en Guadalajara. Tengo mucho miedo de mis celos y evito pensar en ellos. Recuerdo mi relación con A. cuando yo tenía 24 años y me da pánico saber los extremos a los que puedo llegar, lo violento que me puse entonces.

     Cuando V. se fue a Guadalajara, me sentí solo y recuerdo que percibía mi vida caótica. Ahora me doy cuenta de que me dolía y hacía todo lo posible por evitar sentir la soledad. Sentía también coraje y molestaba a todo el que se me acercara, criticaba a mis amigos en su cara. Escribí un par de cartas a V.:

Siguiente

Permalink 1 comentario