Velocimetro de caricias

noviembre 13, 2007 at 6:36 pm (akurion3, ensenada, la nave de los locos 2, mis conversaciones, representa)

Bien conocidos en las culturas suburbanas, los velocímetros son cables extraídos de la maquinaria vehicular y usados como látigos en peleas callejeras; mientras por otra parte, el generoso invento de la poesía es dispositivo de amplio espectro y múltiples aplicaciones. Esta coincidencia de perversiones en el caso de Antonio León -mejor conocido como Panda en el  ambiente cultural o culturoso del puerto de Ensenada- me parece le brinda esta especie de navaja suiza para el desahogo de los despechos, la oferta de los chantajes, el reciclado de afectos y el recalentado de los consuelos. 

En esta ocasión, con su característico ingenio, Panda nos invita a disfrutar su último artefacto: “Caricia del velocímetro” en el cual nos concede cierta tregua sobre los laberintos minimalistas acostumbrados en compilaciones anteriores, concesión afortunada cuyo resultado es un poemario dúctil a las flagelaciones y manoseos requeridos por los lectores. 

Seamos cómplices del vicio privado de las letras, salvatruchas campales de los significados clandestinos en el puro verbo de Antonio, porque desde Maneadero hasta Hong Kong la mera neta del planeta es que la Poesía rifa. 

Mario De La Cruz Arreola

Ensenada, B.C., Mexico

5 de septiembre de 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: